MISA DE HONOR A LA VIRGEN DEL SOCAVÓN

Una peregrinación hecha danza

Una peregrinación hecha danza

La evangelización llego con la colonia, imponiendo la tradición cristiana y reconocimiento de las culturas de los pueblos originarios. Los españoles con sus costumbres y tradiciones festejan la Virgen de Candelaria el 2 de Febrero. Por costumbres y tradiciones los obreros de las minas, no podían celebrar en estas fechas, pero si después de los carnavales, momentos de exceso y libertinaje, que los españoles celebraban con mucho interés. Los mineros, los indígenas aprovechan el carnaval para hacer una peregrinación a la Virgen del Socavón, que no habían podido hacer el 2 de Febrero, al mismo tiempo reviven sus tradiciones, es cuando llegan bailando a la Virgen del Socavón, vienen vestidos de diablos, vienen con sus tradiciones andinas.
Esta transgresión no es la transgresión de los españoles y el libertinaje, la transgresión que estos hacen, es de recuperar las tradiciones espirituales y llegar a los pies de la Virgen, recuperando así los elementos de su propia cultura, y su propia religiosidad, esto hace posible los días de carnaval.

Ref._ Padre Bernardino Zanella – Párroco del Socavón

Misión Cultural.-
Preservar y promover la cultura de Bolivia a través de la danza de “La Diablada” una representación de la lucha del bien contra el mal y máxima expresión del folklore de Bolivia, y dando a conocer clara y distintivamente el lugar de su origen: Oruro-Bolivia.
Fundación Socio Cultural Boliviana “Fraternidad Diablada Boliviana”